En La Senda De La Vida

En La Senda De La Vida

En la senda de la vida, tres leales tesoros hallé,
una esposa anciana, un perro veterano, fortuna constante.
En la armonía del amor y la lealtad, mi alma descansa su andar,
un triunfo singular, en la complicidad de este instante.

La esposa, como el sol que acaricia al ocaso,
anciana en años, pero joven en afecto,
tejiendo memorias, un abrazo tras otro,
en su noble vejez, el amor es perfecto.

El perro, compañero de días y atardeceres,
viejo en años, pero joven en fidelidad,
su mirada fiel, un testigo de los lazos sinceros,
caminamos juntos, en la eterna complicidad.

El dinero, cual río constante, fluye sin reservas,
en su sonante corriente, la seguridad se revela.
No un fin, mas un medio, un amigo que reserva,
en su fluir constante, la tranquilidad se sella.

Amigos fieles, juntos forman mi triunfadora esencia,
tejiendo recuerdos, en la calidez de la presencia.
Anciana esposa, perro viejo, dinero constante,
un trío sublime, en mi vida resonante.

©Natuka Navarro

Estas aquí:–> Inicio | La Fantasía de La poseía | En La Senda De La Vida

Artículos recomendados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad