Ecos del Universo Efímero

Ecos del Universo Efímero

En el vaivén de los suspiros y susurros,
se encuentran destellos de otros encuentros.
Donde las huellas dejan su estampa viva,
se esconde la esencia de otra deriva.

Hablar sin eco propio, sin sombra de mí,
dar voz a los otros, dejarles fluir.
Sus alegrías, pesares, sueños y sendas,
en versos, relatos, brillantes ofrendas.

Dejar atrás el «yo», que se desvanezca,
contar sus historias, cada cual merezca.
Elevar sus voces, su risa y su llanto,
en poemas, canciones, un eterno encanto.

Así, en estas líneas se borra mi ser,
se alzan las vidas que anhelan nacer.
Poesía sin dueño, de almas diversas,
donde cada voz, su melodía dispersa.
****

Tú, en la brisa que acaricia las mañanas,
el susurro en cada hoja que calla las ganas.
Eres el eco en el valle, la luz en el mar,
tú, la melodía en cada nota al cantar.

En tus pasos, el sendero cobra su historia,
tus risas, destellos de pura euforia.
Eres el reflejo en el río, la aurora en flor,
tú, la poesía que se escribe en el amor.

En tus ojos, los misterios del universo,
tu voz, el arrullo, el verso más terso.
Eres el abrazo que abriga el camino,
tú, el suspiro del alma, su fino trino.

En cada latido, tu esencia palpita,
tú, en la vida, su melodía infinita.
Eres tú, la historia que anhelo contar,
en cada verso, en cada rincón, en cada mar.
****

Ellos, en la danza del viento y del sol,
guardianes del silencio, del canto y el arrebol.
Son el eco en el bosque, la sombra en la colina,
ellos, la esencia viva que en la natura se define.

En su paso, el relato de aventuras sin fin,
en sus ojos, el reflejo de un universo sutil.
Ellos, tejedores de historias, de caminos sin final,
en cada gesto, en cada mirada, su ser universal.

En sus risas, la melodía que alegra el andar,
en su llanto, la lluvia que acaricia el hogar.
Son ellos, la poesía que la vida va tejiendo,
en cada sueño, en cada anhelo, en cada ser creciendo.

En la algarabía del día o la quietud del atardecer,
ellos son el eco, la voz, el rumor, el saber.
Guardianes de secretos, testigos de la aurora,
ellos, en la sinfonía del mundo, su eterna espora.
****

Nosotros, en la efímera danza del tiempo,
somos un suspiro en el vasto firmamento.
Efímeros destellos en la noche estrellada,
somos el eco de una existencia prestada.

En nuestro paso, la huella en la arena se borra,
somos un suspiro que al viento se evapora.
Efímera esencia en el fluir de la vida,
somos la melodía breve, la nota compartida.

En la eternidad de lo efímero, somos uno,
un suspiro que abraza lo efímero, ninguno.
Efímera llama en la historia del universo,
somos el susurro que se pierde en el anverso.

Nosotros, en la fugacidad del ser y el estar,
somos un suspiro que se deja llevar.
Efímeros, pero parte de un todo inmortal,
somos el suspiro que hace al mundo celestial.

©Natuka Navarro

Estas aquí:–> Inicio | La Fantasía de La poseía | Ecos del Universo Efímero

Artículos recomendados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad