La Mano Del Amianto

La Mano Del Amianto

Salió al campo con medio brazo…
Para enviarnos el pan bien leudado,
Cálido como el amor de una madre
Tratando de calentar a su bebé
Con el soplo de un aliento,
Con mucho sol en su piel,
Con suficientes lágrimas en sus entrañas.

En el barco que se hunde
Te estamos esperando, los tres:
Para devolverte mi mano.
La mano que silba como un látigo en el viento,
El destino amenazante, el recorte del tribunal,
A las figuras se añaden los diagramas y los tintes
Que los barcos llevan.

Tu pequeña mano que sostenía
Su pecho cuando amamantaba
Que en su corazón se había depositado una novela.
Tu mano que cortó la tela del dolor
Y envuelto en un globo de hilo de luz
La ropa de los niños, Como un proyecto sagrado.

Tan ceniciento y sagrado que no sé dónde ponerlo,
Dónde encontrar un lugar limpio – un caso de mar
Cortado del cielo o del vestido de la Virgen.
Tejido con flores de azahar, cognadas dentro de mí

©Natuka Navarro

Estas aquí:–> Inicio | La prosa poética | La Mano Del Amianto

Artículos recomendados

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Manuel Lara Coca.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a BanaHosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad